Clermont-Ferrand en cifras

09/02/2013 Written by M&W

Volvemos del 35e Festival International du Court Métrage de Clermont-Ferrand con las pilas bien cargadas. Acudir a la cita para nosotros más importante del año siempre anima, y ver ese ansia de cortometrajes por cada rincón de la ciudad nos hace seguir creyendo a muerte en el formato.

No vamos a hablar de nuestra participación, ni de la calidad de los cortometrajes proyectados, ni de su impresionate Marché du film. Únicamente destacaremos algunas cifras que demuestran la magnitud de tal acontecimiento. Al que quiera saber más del festival solo podemos decirle una cosa, ¡asiste! Sino, puedes hacerte una idea del ambiente que se respira en este articulo de Cortosfera.

Clermont-Ferrand es el segundo festival francés, después de Cannes, con más acreditados, este año unos 3.200, de los que casi 1.000 son de fuera de Francia, lo que hace que sea el festival de cortos con más representación internacional. En el mercado hay 28 stands de organismos internacionales, no franceses, de un total de 38.

En cuanto a cortometrajes es el festival del mundo que más recibe, 7.700 en esta edición, lo que supone 600 más que en 2012. Sin duda es el festival más influyente para el resto de citas audiovisuales de todo el mundo, todos aprovechan para o bien terminar su selección o para presentar la nueva convocatoría. Si Clermont cambiara las fechas de celebración provocaría un cataclismo para el resto de festivales, todo se mueve a su alrededor.

De sus estadísticas siempre se desprenden interesantes datos de la producción de cortos. Este año España es el quinto país que más cortos ha inscrito, 409, solo superado por Francia (1.585), USA (655), Inglaterra (495) y Alemania (417). Los siguientes paises son Canadá (367), Korea del Sur (312), Brasil (273) e Italia (206). Del total de cortos españoles 287 son ficciones, 57 documentales, 32 animaciones y 33 de género experimental. Lo que supone que tanto en ficción como en documental España es el tercer país que más cortos inscribe, por delante de Inglaterra y Alemania. No ocurre lo mismo en cambio con la animación, que relegaría a España al noveno puesto. La media de duración de un corto español es de 13 minutos, igual que la media general de paises, en cambio en Francia sube hasta los 15 minutos.

Para los más curiosos dejamos aquí un link con todas las estadísticas.

Sirva este mareo de cifras para hacer obvio lo que Clermont supone, una cita obligada del circuito de festivales y todo un indicador de la producción mundial. Tanto si haces cortos, como si organizas un festival o simplemente como espectador, no deberias dejar de asistir a la meca mundíal del cortometraje. ¡Esperamos verte el año próximo!

PD: En la foto la espectacular sala Cocteau, sede principal del festival.

  • #Festivales